Fórum Apologética 2016

By 13/05/2016 enero 22nd, 2019 Noticias

¿Por qué existimos? ¿Qué nos da esperanza y felicidad? ¿Hay un propósito en nuestra historia personal y detrás de la Historia del universo? Las preguntas tratadas durante el Fórum Apologética 2016 (6-8 mayo) reciben hoy en día respuestas muy diferentes de las que se oían en la sociedad hace pocos años.

Es necesario analizar los mensajes ateos y relativistas para ver si tienen algo que ofrecer a las preguntas básicas de todo ser humano o si son, simplemente, discursos “vacíos”.

“Vivimos en una sociedad en la que el concepto de verdad está entredicho”, comentó Joaquín Hernández al dar la bienvenida a las más de 230 personas que llenaron la sala de un hotel en Coma-Ruga (Tarragona).

La fe cristiana confía en que esa verdad sí existe, y que puede ser conocida por cualquier ser humano. “Con el Fórum de Apologética no queremos llegar a personas especiales, sino ayudar a la iglesia, equiparla, para estar dispuestos a dar respuestas a todo aquel que lo demande. La apologética no es algo especializado para unos pocos, sino que abarca todas las áreas y todas las facetas”.

SEMINARIOS SOBRE ACTUALIDAD

Esta aplicación del evangelio a todas las áreas de la vida se pudo comprobar durante los 4 seminarios que abordaron temas de actualidad. Carlos Madrigal, pastor protestante en Turquía, habló sobre la islamización progresiva del país, que contrasta con el interés enorme de muchos por la fe cristiana. Andy Wickham, evangelista, contrarrestó los argumentos que dicen que la racionalidad aleja a las personas de Dios.

En su seminario, el teólogo José de Segovia dio argumentos para poder explicar “por qué no soy ateo”, aunque hizo un enfoque crítico de las formas en las que los evangélicos defienden a menudo su fe. Finalmente, el pastor Jaume Llenas habló de la identidad líquida y el narcisismo en la sociedad actual, ilustrándolo con ejemplos prácticos del día a día y contrastándolo con la visión que da de la persona el evangelio.

UNA LUCHA POR ELIMINAR EL PROPÓSITO DE LA VIDA

En las sesiones plenarias, John Lennox, profesor de Matemáticas de Oxford, autor y conferenciante internacional, recogió la idea inicial: “Debemos deshacernos de la idea de que la apologética es para algunos cristianos listos”.

En su primera intervención el matemático empezó diciendo que hoy muchos parecen usar sólo “el hemisferio izquierdo de su cerebro”, hasta el punto de que “ya han dejado de preguntarse incluso el ‘por qué’, en un sentido último”.

El ejemplo más claro de esto sería el ateo Richard Dawkins, que considera que es “absurdo” buscar un sentido en la vida. Muchos otros líderes también han llegado a este punto. “En algunas charlas, les pregunto a empresarios de éxito: ‘¿para qué existís?’ Y la respuesta suele ser un silencio desconcertante”.

Sin embargo, “todos los seres humanos tenemos una cosmovisión”, que “responde a las preguntas: ¿De dónde vengo? ¿Quién soy? ¿Se termina la vida con la muerte? ¿Hay un sentido en el universo más allá de nosotros?”

HAWKING Y EL “ARGUMENTO” DE LA GRAVEDAD

“Es sólo en los últimos años que algunos han llegado a la conclusión de que el universo no tiene propósito”. Stephen Hawking es el intelectual ateo más escuchado, y aboga por un universo que se crea a sí mismo por la gravedad.

Lennox dedicó un tiempo a desmontar varios aspectos de su libro “The Grand Design”, opinando que si no hubiera sido escrito por el conocido astrofísico habría sido desechado por muchos por falta de coherencia. “Isaac Newton -que tenía la Cátedra de Cambridge que recibiría muchos años después Hawking – creía en Dios por la gravedad, Hawking no cree en Dios… también por la gravedad”, explicó Lennox.

¿QUÉ EXPLICA NUESTRA EXPERIENCIA?

¿Elimina la explicación científica el propósito de las cosas? Lennox usó una ilustración cotidiana: “El hecho de que me apetezca una taza de té es la explicación de por qué está calentándose el agua. La otra explicación es científica, se refiere a cómo funciona el agua, el vapor, etc. Son dos explicaciones diferentes. Pero no compiten, no entran en conflicto. Es más, necesitas ambas para entender lo que está pasando. Lo mismo pasa con el universo”.

“Lo que Hawking y otros dicen”, siguió, “es que solo necesitas una explicación, la científica, y que se debe descartar la personal”.

Pero la realidad es que “si rechazas el propósito personal de Dios, acabas en locura, seas lo inteligente que seas (…) Las librerías están llenas de libros que hablan de ‘la nada’, divagando de forma absurda tratando de evitar a Dios”. “Génesis 1 y Juan 1, en cambio, hablan de que cuando no había nada, ahí estaba Dios”.

EL ATEÍSMO, UNA IDEOLOGÍA

Los cristianos deben darse cuenta de que las cosmovisiones atea y cristiana son “diametralmente opuestas”. Se trata de una “batalla” por la mente en la que “los ateos han sido inteligentes en conseguir convertirla en un tipo de enfrentamiento entre los inteligentes (‘bright’) y los tontos, entre los que saben de ciencia y los que no saben. Es un mensaje muy potente que han conseguido transmitir”. Pero “la polarización entre Dios y ciencia es falsa. La verdadera polarización es entre cosmovisiones, entre cristianismo y ateísmo”.

Cualquier ateo lo es desde una argumentación ideológica y personal. “Muchos ateos que conozco se han convertido en ateos por el sufrimiento vivido”, remarcó Lennox.

En este sentido, habló de su propia experiencia de estudiante. Al darse cuenta que era cristiano, tres profesores de Cambridge (entre ellos, un premio Nobel) le llamaron a un despacho. “¿Quieres una carrera en ciencia?”, le preguntaron. “Entonces abandona esa idea de Dios, porque los otros científicos te mirarán como a un inferior, y destruirás tu carrera científica”. El estudiante Lennox les preguntó: “¿Que me ofrecéis mejor que lo que ya tengo?” Al mencionarle una teoría científica en auge en aquel momento, les contestó: “Si esto es todo lo que tenéis, asumo el riesgo de seguir creyendo en Dios”.

Seguir leyendo el resto de la crónica en Protestante Digital.

latidocreativo

Author latidocreativo

More posts by latidocreativo